Botas

Botas Barefoot

¿Existen unas botas barefoot que se ajustan bien a tu pie? Seguro que siempre tienes problemas a la hora de elegir. O bien necesitas uno o dos números más, o son demasiado rígidas, o no se adaptan correctamente a toda clase de situaciones…

Sin embargo, sí que hay una opción magnífica. Aquí, las botas barefoot se visten y se portan con adaptación total a tu pie, como si no llevases nada, pues ya sabemos que, en realidad, esta es la mejor opción para caminar.

Desde niños, hemos de portar calzado que se asemeje lo máximo posible al pie desnudo. Así es como se evitan problemas óseos y musculares que comienzan en nuestros pies y se reparten por todo el cuerpo.

Comprar botas barefoot adaptadas a ti y a tus peques

Por lo general, las botas , ya sean tácticas o para vestir, suelen ser las que peor adaptación natural tienen. Por eso, cuando vayas a comprar en nuestro ecommerce, recuerda:

  • Pide la talla que usan tus chicos de forma habitual, y no la que suelen utilizar si visten zapatillas deportivas.
  • Es común que, al probar las botas, sientan que cuesta ponerlas y quitarlas. Sin embargo, según se van usando, pierden esa tirantez y se vuelven cada más flexibles. Sea como fuere, con nuestro calzado respetuoso descubrirás que hay menos problemas, pues su magia radica en su capacidad para adaptarse al pie a la perfección para que parezca que no se lleva nada puesto.
  • Aun así, conviene que te asegures de que la bota minimalista se adapta a la perfección y se ajusta bien. Confirma desde el primer momento de que no es demasiado grande para cualquier talla.
  • Toda bota tiene tres puntos básicos en los que te has de fijar con especial atención. Son el empeine, que debe vestirse holgado. Además, es la parte que se suele usar de cierre, ya sea con cordones, velcro, etc.; el talón, que ha de ser cómodo y natural para no dañar la pisada y la piel de la zona. Es normal si sientes cierto deslizamiento; y la planta, donde sucede igual que con el talón. Todo ello es básico para que no afecte al caminar natural del niño o el adulto.
  • Si se usan las botas con calcetín, éste debe adaptarse al calzado a la perfección sin que se pierda comodidad en ningún momento. Da igual si es más o menos grueso, la combinación no puede fallar, pues es tu bienestar lo que está en juego.
  • También hay que considerar el material con el que se fabrican las botas, pues influye en la talla y en otros elementos. Sin embargo, en el caso de este tipo de zapato que aquí te ofrecemos, vas a descubrir que este problema se minimiza notablemente.

La bota barefoot… ¿es mágica?

En realidad no. Es decir, no hablamos de una bota mágica ni nada por el estilo. En realidad, nos referimos a un tipo de calzado que, con sinceridad, no debería ser especial, sino común, dado que es el que se adapta perfectamente al pie de cada usuario para que camine como si no llevara nada puesto.

Entonces, las botas minimalistas de las que hablamos destacan por:

  • Adaptarse a la planta del pie gracias a la suela de goma natural.
  • No contener en su diseño productos que perjudiquen la salud.
  • Son transpirables y fabricados en microfibra textil.
  • Son antideslizantes.
  • Incluyen acción antibacteriana y antialérgica, por lo que el pie está libre de tóxicos.
  • No producen olores.
  • Se adaptan al pie y su plantilla evita rozaduras y heridas.
  • Absorben y mantienen el pie seco siempre.

Si quieres unas buenas botas barefoot que se adapten perfectamente a tu pie, que sean flexibles y que vistas como si fueras descalzo, adaptando cada pisada al suelo por el que caminas, ya sabes, aquí vas a encontrar las mejores. Deja que tus pies vivan tranquilos con este calzado tan libero y mágico que parece mágico.

0